Como todos sabemos, la saturación de oxígeno en sangre es un parámetro importante a la hora de monitorizar al paciente, sobre todo durante una cirugía, sin embargo, actualmente no es posible recoger datos de un paciente si se encuentra todavía en el vientre de su madre.

Estudiantes de ingeniería de la Universidad de Rice ha desarrollado el WombOX,un prototipo de oxímetro que puede ser emplazado al feto aún cuando se encuentra dentro del útero. WombOX se une suavemente al brazo o a la pierna.

La instalación de WombOX  es relativamente sencilla. Con una técnica laparoscópica poco invasiva para la madre, se introduce el oxímetro a través de una vaina que a su vez se comprime alrededor del brazo o pierna. El oxímetro lleva un alambre compuesto de Nitinol que permite esta tarea. La temperatura del cuerpo humano permite que el Nitinol se expanda y se abra completamente antes de poder operar con él.
El propio sensor dispone de led’s  junto con un detector de luz que habilita obtener los valores necesarios.


Fuente: Rice