¿Sabes lo que es una Unidad de Custodia Hospitalaria?, ¿existe alguna en tu hospital?

Seguro que estas dos preguntas os han hecho dudar, y aquí vamos a intentar orientaros al respecto. Una Unidad de Custodia Hospitalaria es una instalación diseñada para el cuidado de pacientes reclusos o con enfermedades mentales que necesiten atención médica o ingreso en el hospital. Estos módulos cumplen unos requisitos para que el paciente no se auto-lesione o hiera a terceros, como personal sanitario o familiares.

La salas cuentan con espejos especiales que en caso de rotura, no cortan. Los armarios no tienen puertas. Los muebles se encuentran atornillados al suelo. Hay barrotes emplazados en las ventanas. Existen cámaras que cubren absolutamente todos los recovecos de las salas. En definitiva, son unas instalaciones “antivandálicas” fabricadas con materiales que no pueden ser utilizados como un objeto cortante.

Unidad de Custodia Hospitalaria en España

En España existen 41 hospitales con módulos de Unidades de Custodia Compartida, (UCH). Recientemente se ha inaugurado un nuevo UCH, más concretamente en el Hospital Universitario de Alcorcón, que ha tenido un coste algo superior a los 600 mil €. La UCH del Hospital Universitario de Alcorcón cuenta con capacidad de asistencia de 11 pacientes simultáneos, incluso está adaptada para pacientes con alguna minusvalía o incluso salas de aislamiento para convictos  potencialmente peligrosos.

Aunque “a priori” puede existir cierta inseguridad por parte del resto de usuarios del centro sanitario, las medidas de seguridad son férreas, donde se combina presencia policial, cámaras de seguridad, puertas especiales, etc. En el hospital de Alcorcón, concretamente, la UCH está instalada en una zona separada del complejo, minimizando el riesgo de “accidente” todo lo posible.

Electromedicina en las Unidades de Custodia Hospitalaria

Los técnicos de Electromedicina deben acudir a todas las unidades donde se requiera la reparación de un equipo electromédico o amparado por el concurso hospitalario, sin embargo, los protocolos o medidas en este aspecto son insuficientes o difusas. El técnico debe acudir con herramientas o materiales para solventar la avería, donde es posible que se encuentre en recluso o enfermo sanitario, como puede ocurrir en una Unidadad de Custodia o  también en una unidad de Psiquiatría. Entrar con objetos punzantes, sierras, destornilladores, etc., puede resultar peligroso en este tipo de áreas.

¿Deben disponer los centros sanitarios de un protocolo al efecto?, ¿debe entrar un técnico de electromedicina en una Unidad de Custodia Hospitalaria o psiquiátrica?
Desde www.ElectromedicinaOnline.com recomendamos siempre ante cualquier duda, confirmar las actuaciones con el hospital o responsables pertinentes, y en la medida de lo posible llevar las herramientas correctamente guardadas y no al alcance de cualquiera.

 

Fuente: El País