Los estudiantes de la Universidad John Hopkins están desarrollando un nuevo pié o talón protésico que sea capaz de solucionar los problemas de los pacientes femeninos a la hora de incorporar calzado o zapatilla.

Este pie protésico permite usar un tacón alto compatible con multitud de calzados, evitando la necesidad de tener multitud de piernas artificiales de lujo solicitadas por encargo, con el elevado coste económico que ello supondría.

Las ortopedias que existen actualmente en el mercado están preparadas para el calzado de tierra, zapatillas de deporte y similar, sin embargo, este nuevo material postizo es estrecho y ajustable, y sin necesidad de ningún tipo de herramienta, permite ajustar el ángulo de funcionamiento con el tobillo por el propio usuario.
El prototipo es capaz de soportar hasta 113 kilogramos.

El mecanismo consta de materiales de fibra de carbono, que garantizan resistencia y flexibilidad, y  un elemento hidráulico en la suela. La unión de esos componentes garantiza comodidad para el paciente, incluso de gran altura y peso.

Fuente: John Hopkins