Hemos podido conocer, que la Sociedad Americana de Química esta perfilando y desarrollando una nueva tecnología basada en una especie de “piel electrónica”, siendo esta desarrollada por científicos de la Universidad de Stanford.

Esta nueva tecnología  consta de un material que es flexible y elástico, mientras que es capaz de detectar la presión y transmisión de señales eléctricas o bioeléctricas. Gracias a esta flexibilidad y elasticidad, el material permite adaptarse perfectamente al cuerpo humano independientemente del paciente y su tipo de lesión.

Uno de los objetivos de este “gadget”  es conseguir que sea utilizado en conjunto a las prótesis de extremidades en los pacientes que han sufrido una amputación, permitiendo dotarlas del sentido del tacto.

En el siguiente video de la plataforma Youtube podemos observar como trabaja ésta “piel electrónica” adaptada a unos guantes de látex, donde los ordenadores conectados son capaces de registrar todos los valores y curvas recogida.