La compañía Philips está desarrollando un nuevo sensor o parche que, aplicado al paciente en la piel, es capaz de monitorizar valores tan importantes como la temperatura corporal, ritmo cardíaco, respiración así como sensores de movimiento, que son capaces de indicarnos cuando un paciente se ha levantado de la cama o si ha sufrido un accidente.

El parche inhalámbrico Philips está indicado para pacientes en situación de riesgo. El dispositivo se actualiza regularmente por lo que muestra lecturas constantes que son enviadas a una central de monitorización, donde recoge los datos y muestra las alertas oportunas.

La UCI es uno de los servicios que más se beneficiaría de esta tecnología, reduciendo los eventos asociados, complicaciones etc.

Fuente Philips