Investigadores Alemanes, del instituto Franunhofer de Telecomunicaciones de Berlín, trabajan en el desarrollo de un monitor inteligente capaz de adaptarse a las necesidades del usuario.

De aspecto corriente, el monitor no se diferencia de cualquier pantalla TFT que podemos disponer en casa, sin embargo, posee un par de camaras web en el inferior y una cámara en la parte superior. Las cámaras se utilizan para reconocer cuantas personas hay en la sala, hacer una estimación de la distancia y reconocer los gestos que está haciendo el usuario. Dependiendo de la distancia a la que se encuentre el doctor, el monitor mostrará las imágenes o letras a un mayor o menor tamaño. El usuario, con solo acercarse caminando a la pantalla, ya observará como el monitor reduce automáticamente la imagen.

Entendiendo que lo ideal es poder controlar el dispositivo a distancia, sin tener que acercarnos o alejarnos, este “smart monitor” reconoce los gestos de la mano, para pasar página, aumentar o disminuir la imagen, navegar, etc.

Fuente Fraunhofer

Fuente Fraunhofer Institute