Este nuevo desarrollo permite atacar las células cancerígenas de una manera mucho más precisa y rápida, con bajos efectos secundarios.

La Universidad del Estado de Carolina del Norte junto a la Universidad de Chapel Hill del mismo estado, han llevado a cabo este descubrimiento, hasta ahora sólo aplicado a animales, que, sin embargo, ha demostrado una baja toxicidad en la evolución de la actividad cancerígena, por lo que es bastante posible que en un futuro pueda ser aplicado también a humanos.

El “Metal Líquido” utiliza los elementos químicos Galio e Indio, que en una solución con polímeros trabajado con ultrasonido, permite transportar Doxorrubicina, un agente quimioterapéutico, que directamente ataca las células cancerosas. Las gotas de este compuesto puede ser del tamaño de 100 nm.

Otra ventaja de utilizar este método es que permite una fácil visualización  a través de exploraciones de imagen, lo que permite localizar de manera más precisa las células cancerosas.

Metal líquido en electromedicina

Parece no muy lejana la posibilidad de una bomba de infusión que sea capaz de suministrar de manera rutinaria algún compuesto quimioterapéutico, que permita movilidad y comodidad al paciente.
Las bombas de Infusión o perfusión son equipos habituales en las reparaciones de los servicios técnicos de electromedicina.

 

Fuente: Medgadget.com

Fuente: Nature.com