Nanostim, sin duda un marcapasos que no dejará indiferente a nadie. Los pacientes que lleven este pequeño aparato podrán recibir imágenes emitidas por la resonancia magnética, y no solo parcialmente, incluso también de cuerpo completo. El dispositivo, libre de plomo, ha recibido la aprobación por la Comunidad europea para su uso en Resonancias Magnéticas de hasta 1.5 Teslas.

El marcado de CE permite que el Nanostim sea utilizado dentro de las Resonancias tanto en los pacientes ya implantados como en los futuros que deban llevarlo instalado.

En el momento de emplazarlo, el Nanostim se implanta directamente en la pared cardíaca, sin ningún tipo de cable. Otra ventaja que presenta, es que puede ser reajustado, reposicionado o incluso eliminado en un futuro.

Debido a su tamaño y simplicidad, el dispositivo  evita numerosas molestias y complicaciones futuras, y al carecer de cables o electrodos, eliminamos las posibles limitaciones que éstos pudieran producir.

Fuente St Jude Medical