Desde la Universidad de Pensilvania, en  EE.UU., han conseguido desarrollar un dispositivo capaz de detectar el virus Zika en apenas unos instantes. Este artilugio tiene un tamaño aproximado de una lata de refresco, además, puede ser operado por casi cualquier persona, incluso fuera de la clínica. El paciente únicamente debe depositar una muestra de saliva en el receptáculo y tras unos minutos el reactivo toma un color azul, en caso de ser una muestra positiva.

El detector Zyka portátil no tiene un coste superior a 2 euros. Otra ventaja añadida es que no necesita electricidad para trabajar, lo que facilita enormemente su distribución y uso entre toda la población, sobre todo en los países con menos recursos.Zika-test-device

Las pruebas que se realizan rutinariamente sobre este tipo de enfermedad requerían de mucho tiempo, producían demasiados falsos negativos y los elevados costes económicos de los equipos limitaban enormemente su capacidad de uso.

Debemos tener en cuenta que para que este detector del virus Zyka funcione correctamente es necesario realizar una correcta gestión precisa de la muestra para amplificar el ADN.