En esta entrada queremos daros unas pautas de como cuidar o mantener correctamente el instrumental que utilizamos en un taller de electromedicina. Este tipo de equipamiento está destinado a realizar calibraciones, mediciones y comprobaciones sobre los dispositivos electromédicos, y por ello deben seguir unas estrictas normas de control con el fin de garantizar los correctos valores que muestran en cada registro, reparación o mantenimiento.

Muy probablemente, tanto si es un hospital, centro sanitario, o una casa fabricante, existan protocolos de actuación y mantenimiento  orientados al correcto funcionamiento de todo el instrumental, más si cabe, en un centro hospitalario, y debido a la innumerable variedad de equipos presentes susceptibles de ser reparados, se torna indispensable gestionar correctamente todo este tipo de aparataje.

 

Para mantener los Equipos de Instrumentación en Electromedicina debemos seguir unas pautas básicas que garanticen su correcto funcionamiento:

 

Guardarlos en su maleta de transporte: Desde los comprobadores de respiradores, electrobisturís, analizadores de seguridad eléctrica, simuladores de paciente, etc. , todos ellos vienen con una bolsa o maleta de transporte, y es en esa misma bolsa o maleta donde debes transportar y guardar el equipo para su utilización. Mantenerlo dentro de su estuche original evitará que se ensucie o sufra accidentes.

No coloques nada encima: El instrumental de electromedicina es un equipamiento caro y delicado, evita poner objetos encima. Es muy desaconsejado colocar un equipo encima de otro, ya que puede dañar cualquier pineado, carcasas y botonera.

Trátalo con cuidado: Somos conscientes que muchas veces nos trasladamos a un servicio o consulta lejano, donde debemos utilizar un analizador de seguridad eléctrica, etc. Aun así, evita soltar brúscamente el equipo contra el suelo. Tener que enviar este equipo a reparar te ocasionará numerosos problemas, ya que no dispondrás de él por varias semanas.

Calibración: Es indispensable en cualquier taller de electromedicina llevar un control y registro de las fechas de calibración y fin de validez de la misma de todo el instrumental electromédico con el que trabajemos. Un equipo fuera de rango no está habilitado para tomar ningún tipo de registro o valor. Una buena idea es estar atento a la fecha de fin de validación de calibración, anticipandonos  a ella enviando el equipo con suficiente antelación a calibrar al fabricante. Debemos aprovechar los espacios de tiempo en el que el equipo instrumental no se usa para enviarlo a graduar, con el objetivo de tenerlo listo y preparado para el momento que se precise con abundancia, como pueden resultar unos mantenimientos anuales programados.

Mantenerlo limpio: Mantener en correctas condiciones de limpieza garantizará una larga vida útil del equipo. No olvides NO utilizar agentes abrasivos y similares.